Todavía una definición de amor

Por María Paula Balatti y Cecilia Bernal

¿Quién dijo que son tiempos difíciles para el amor? Errores, fracasos, desilusiones, carencias, miedos, hacen pensar que el amor es, a veces, un sueño inalcanzable o una utopía. Hay quien llega incluso a preguntarse si el amor es posible. Cómo ponerlo en duda, cuando Shakespeare, que encontró el sentido de su obra en el amor y sus infinitas manifestaciones, sigue estando vigente para una generación que descree la posibilidad del príncipe azul pero no deja de buscar Romeos y Julietas.

En la historia aparecen diferentes concepciones sobre el amor: aquellas que lo asocian con la carencia y el sufrimiento, como Platón, que identificó el amor con el deseo y a éste con la ausencia de todo aquello que no se tiene, y aquellas que lo relacionan con la alegría y con la afirmación de la vida, como Spinoza y Aristóteles. Es de los mitos griegos que deriva la idea de flechazo, asociada al enamoramiento instantáneo e involuntario: no se ama a quien se elige, sino a quien nos ha sido asignado por Eros – Cupido para los latinos -, que caprichosamente lanza flechas y es por eso que los griegos juzgan el amor como la quintaesencia de la irracionalidad.

Resulta complejo definir el amor en estos tiempos. El amor a uno mismo, la amistad, el amor de pareja, los sentimientos fraternales, el amor hacia la humanidad, bregan por no perder la fuerza en un mundo donde lo vertiginoso del tiempo no da tregua a expresar emociones y donde lo material corre más rápido que los sentimientos.

“¿Habrá, pues, que resignarse? ¡No! El amor es posible y la finalidad de este mensaje mío es contribuir a reavivar en cada uno de vosotros, que sois el futuro y la esperanza de la humanidad, la fe en el amor verdadero, fiel y fuerte; un amor que produce paz y alegría; un amor que une a las personas, haciéndolas sentirse libres en el respeto mutuo”, pronunciaba Benedicto XVI ante miles de jóvenes provenientes de los cinco continentes, con ocasión de la XXII Jornada Mundial de la Juventud 2007.

La clave es entender cierta resignación o descreimiento de los jóvenes en una realidad donde el proyecto de amor sobre el matrimonio y la familia postulado por la Iglesia, choca con la crisis de la familia tradicional y deviene en padres separados, mujeres abocadas a su actividad, profesionales que dejan de lado aspiraciones familiares para dedicarse al trabajo, personas que sólo viven por su libertad personal y que les cuesta comprometerse. Antes se añoraba ser princesa rescatada por el amor verdadero, ahora Barbie lucha contra dragones o es una flamante profesional y el Ken quedó medio olvidado.

Se podría decir que son tiempos difíciles para el romanticismo, los de ahora. Si romanticismo era el de antes, ¿cómo actuaban desde el amor los personajes de la historia? ¿Qué gestos, hábitos y costumbres son los realmente valiosos para que las parejas manifesten su amor? Han habido tantas formas de amor y desamor a lo largo de todos los tiempos como relaciones sentimentales existentes. Esto, fundado en el amor como una constante ahistórica, que triunfa por sobre las diferencias que la sociedad ha construido y que merece una revisión histórica para poder reformularlo y readaptarlo a los tiempos de hoy.

Mientras prima la idea de relaciones informales y devaluadas y se teme al compromiso, hay personas dispuestas a querer enamorarse y dejarse ganar. Lo importante es que el amor no tiene otro límite más que su cantidad de letras y no ofrece más que la posibilidad que su uso indiscriminado. Puede que sean tiempos difíciles para el amor, pero no por esto pierde los primeros puestos en la escala de valores de las prioridades sociales. Es enigmático, inquietante e invita a reflexionar, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: