Sonrisa de Mona Lisa

¿Y si en una galería de imágenes cabiesen todas las postales que uno atesora enamorado de la vida? ¿Que sería de la memoria entonces? No habría necesidad de hacer el esfuerzo por recordar, y hasta quizá la monotonía del día se volvería efímera de verdad, y entonces no contarían los segundos, porque estarían fotografiados, y entonces no servirían los días, ni los meses, ni los años…

Vaya tontería la mía, el caso es que creí que ya tenía demasiadas fotos tomadas de los momentos importantes en mi vida, eso creí, sí.

Y enseguida me volví en recuerdos, hice un repaso para encontrar escondido en algún rincón de mi yo interior, que no es más que yo mirando hacia adentro, y los encontré. Eran muchos, eso es cierto. Y lo peor de todo es que eran los que creía totalmente olvidados, pasados por alto, en fin.

Uno no tiene fotografías de los momentos más tristes. Uno no guarda imágenes de tardes en soledad. Uno no tiene en el cajón de su mesa de luz las imágenes de llantos en plena madrugada. Uno, en todo caso, recuerda en silencio y pone en el cuadro de la sala de estar la foto con la sonrisa más grande que encuentre.

En parte ficción y en parte drama. La obra plasmada en el escenario y uno (dije muchas veces “uno” tal vez, sepan disculpar), no se permite dar la vuelta hacia atrás y buscar esos tiempos grises que hicieron de este presente un anaranjado semejante a la puesta de sol. Está en ese “yo” la elección, seguir la obra eternamente, de manera continuada y casi a la perfección, o elegir desafiar al pasado haciéndole frente para ver con qué se aparece, que sin duda causa dolor, pero que no va a dejar de “ser parte” de ese antes tal vez añorado, tal vez odiado.

La fotografía entonces habrá que sacarla del cajón porque lindos, feos, arrugados o en blanco y negro, ahí estamos de todas maneras. Dice una conocida banda de rock “la verdadera perfección debe ser imperfecta”, y no pueden haber caído de otra forma en semejante certeza. Que la Mona Lisa sonríe o tiene una especie de mueca, que si me miro al espejo no encuentro el presente porque me niego al pasado, que si me aparezco feliz siento la inevitable tristeza acechando, que no hay forma de desafiar al destino, que somos lo que seremos, ni más ni menos.

¿Cómo hacerme saber que esto que escribo es tan cierto como que en unos
minutos el reloj se va a haber quedado con el instante de inspiración, que siempre, pero siempre es tan breve? Tan breve como el pasado encerrado en esa fotografía que todos llevamos en la billetera.

Anuncios

2 pensamientos en “Sonrisa de Mona Lisa

  1. bueno que decir…
    resulta que los recuerdos grises son los que menos se muestran en el album de nuestras vidas, pero son las fotos que mas espacio ocupan en nuestra colección privada.
    Quizas el truco consiste en econtrarle el gusto a mirar esas fotos en blanco y negro…quizas con un tono muy pulp comic en rojo…atemorizante y siempre presente.
    Pero encontrar una foto de un momento de tristeza significa que algo de nuestro cuerpo quiere que lo recordemos. y quizas ese momento de tristeza sea nuestro trigger para un monton de otras cosas. momentos de alegria, momentos de transicion, o momentos de crecimiento. y quizas encontremos esas fotos y lo que antes habia sido un muy duro momento hoy no lo sea tanto, y quizas a traves de la experiencia de la vida, encontremos que esa foto que añora un momento de suma tristeza, fue solo el comienzo de una gran etapa de nuestra vida.

    (posteo este comentario sin releerlo, mal eso…pero salio asi)

  2. Pasa que pasa que todo pasa… Y ante lo efímero y volatil de toda experimentación de felicidad, queremos conservar ese momento y no otro… Ocupamos álbumes sólo con momentos felices, y ese es un inteligente discernimiento…
    Como una vez leí por ahí, lo mejor de la memoria es el olvido, y sí, una foto de un momento triste sería evocar con los ojos a la melancolía… Y no quisiera encontrarme con fotos de esas en un futuro… Demasiado uno tiene con encontrarse a menudo con lo que ha escrito, jaja…

    Un beso grande…

    Marilina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: